banner

Noticias

  • El Paralelo 38

    15 julio, 2017

    La línea de la tensión El paralelo 38° o Paralelo 38, es la línea que divide en dos partes a Corea. La historia nos remonta al fin ...

    Read More
  • ¡Hazme feliz! ¡Fóllame ya!

    13 julio, 2017

    El mal humor es una de las características comunes de alguien que no ha tenido sexo por un largo tiempo, son muchas las personas que andan por ...

    Read More

Brows more Blog post

More

Síguenos en Twitter

Modern Post By Tags

Brows more Blog post

More
Te ha tocado la mayor y más difícil lotería que existe, VIVIR.
  • Page Views 1311

Te ha tocado la mayor y más difícil lotería que existe, VIVIR.

Mucho vivimos atrapados cómodamente detrás de máscaras, otros tras cristales, en armarios, unos otros en botellas de vino, obsesiones sexuales,  y un largo etcétera de escondites perfectamente diseñados por nosotros para ocultar nuestro miedo a la libertad.

Sintiéndonos ombligos con un cuerpo, adornamos nuestra vida con disfraces para lograr la admiración de nuestro ego.

Valoramos nuestra libertad en cuestión de objetos materiales o fantasías.

Cuantificamos nuestro bienestar con números, con cuentas bancarias, con estados de redes sociales, perdiendo de vista la absoluta razón.

Incluso yo parezco repetitivo en este artículo, catalogando tristezas o escondites en los que yo mismo he vivido escondido a lo largo de mi vida, y en los que sigo escondido, simplemente el mismo perro con diferentes collares. Y no quiero escribir un texto más, solo quiero invitarte, llamarte, provocarte a vivir tu vida, animarte y unirte conmigo a romper nuestras máscaras, aquellas que nos hacen sentir cómodos, aquellas que nos dejan hacer daño a los demás y no sentirnos culpables porque no se nos ve o lo exculpamos con un simple “soy así y punto” y sabiendo por dentro que realmente es mentira.

Conformándonos con la idea de que los sueños son metas muy lejanas que solo unos pocos pueden lograr, que error por Dios, que error. Y que daño causa ese concepto en nuestra vida.

Tras cientos de textos escritos, los lectores me contestan, “hablas muy bien del amor y de la lucha por los sueños,  pero ¿qué nos dices de los pobres, de los enfermos?”.        En realidad mi respuesta es que cada persona navega en un mar privado y personal, debemos atrevernos a ser nosotros mismos a VIVIRNOS y dejar que la marea nos mezcle con ese océano llamado VIDA. Una vez allí, esa gota que somos se fundirá con el inmenso océano. Veremos miles de personas que como nosotros luchan cada día por comprender y saborear aunque sea de lejos, la felicidad.

Enfermos, desahuciados, pobres económicamente, pobres de moral, pobres ricos, pobres de ánimos, enfermos de salud, enfermos mentales, enfermos económicamente, enfermos de felicidad, enfermos de tristeza y un largo etcétera. Todos juntos en un mismo infinito. ¿Cómo diferenciarías tú a un pobre de espíritu a un pobre económicamente?

Despertarse en plena vida , un día cualquiera y darte cuenta, observando tu cuerpo, que NO eres un cuerpo que tiene un espíritu o alma, NO, darte cuenta de que eres un espíritu que tiene un cuerpo, un cuerpo que tienes que cuidar, mimar, mantener, para que él, lleve a tu alma en un recorrido de aprendizaje y sabiduría por la vida, enriqueciendo tu entendimiento de todo lo que nos rodea.

A partir de hoy mírate al espejo y observa ese cuerpo, esa nave que posees, ese material lleno de terminaciones nerviosas que te hacen sentir la vida y saborear los labios de quien amas, ese cuerpo que te permite ver el arcoíris, ese cuerpo que te excita. Y tú, que sufres la enfermedad del egoísmo, la enfermedad de la avaricia, de la salud, o cualquier tipo de impedimento que entristece tu día a día y el concepto que creías que sería la vida, a ti, te digo que observes el privilegio de hacerte esa pregunta, el acto de preguntarte por la vida deja claro que has llegado a conocerla, y eso mismo es el mayor regalo de la existencia de la conciencia.

El hecho de que hayas podido ver un amanecer, sentir un beso en tu mejilla con amor, sentir el agua caer por tu rostro, escuchar una palabra de aliento de un familiar, el hecho de haber respirado profundamente el oxígeno al nacer. Eso es un privilegio. Te explicaré el porque.

A lo largo de su vida, un hombre produce billones de espermatozoides, todos genéticamente distintos. Una mujer produce, por su parte, unos quinientos óvulos durante su vida. La probabilidad de que el espermatozoide del que provienes fecundara el óvulo que te dio lugar es un número muy pequeño: El equivalente a uno entre varios  BILLONES. Si retrocedes hasta tus abuelos, la probabilidad de que existas se convierte en uno dividido por un uno seguido de sesenta o setenta ceros, y va reduciéndose de igual forma con cada generación.  La Lotería Nacional, en el sorteo de los jueves, la probabilidad es de 1 entre 600.000, y en el sorteo de navidad , la probabilidad es de 1 entre 85.000. ¿Ves ya la relación? Las posibilidades de que hayas nacido y existas son tan absurdamente bajas que se podría catalogar de milagro.  Y si existes, cosa que sí porque me estás leyendo, aprovéchalo, y deja de esperar a que te toque la lotería, porque ya te ha tocado la mayor y más difícil lotería que existe, VIVIR.

Aunque vivamos 5 años, 15, 23, 40, 60 u 80. El hecho de nacer nos hace merecedores de este premio. Disfrútalo el tiempo que se te haya concedido.

Somos mucho más que este cuerpo físico, y esto no es misticismo, ni religión, ni chamanismo, te hablo de mi experiencia, somos algo más, ¿cómo he llegado a esta conclusión? ¿porqué se que hay algo en nuestro cuerpo que no está amarrado a él? Te lo explico.

El cuerpo humano se regenera en su totalidad en un lapso de 7 años, así que en realidad una persona que tiene 49 años tuvo durante este tiempo 7 cuerpos nuevos; 1 cada 7 años. Todos nuestros átomos, moléculas y partículas mueren y se regeneran por naturaleza, y así con nuestra piel, nuestros órganos, nuestra sangre, y todo nuestro cuerpo, esto es un proceso lento pero real, y es así científicamente, no porque yo lo diga. En resumen cada 7 años todo, todo, todo nuestro cuerpo es nuevo, es totalmente otro cuerpo en todo. Y mi pregunta es, ¿si somos absolutamente otro cuerpo diferente, porqué conservamos esto que somos? ¿Dónde se almacena nuestro espíritu? Porque somos, y de eso no hay duda.

Entonces, amiga o amigo, recapacita, déjate vivir, disfruta, siéntete, entiende ese dios gigantesco que exististe en ti. Y siente que tienes el poder del control de tu cuerpo y acéptalo como es, bajo, gordo, alto, feo, guapo, con movilidad reducida o no, acéptalo ese cuerpo, así tal cual es, es una lotería y sonríe al verte.

ERES UN DIOS QUE HABITA BAJO TU PIEL. VÍVETE. PUEDEN AMÁRRANOS LAS MANOS, LOS PIES, LA CUENTA BANCARIA, TODO, PERO TU ESPÍRITU, TUS SUEÑOS, TU ALEGRÍA DE SIMPLEMENTE “SER” ESO JAMÁS NADIE PODRÁ AMARRARLO. JAMÁS.

DISFRUTA LO GRANDE Y PERFECTO QUE ERES. HOY EMPIEZA A CUIDAR ESE CUERPO QUE TE PERMITE VIVIR TU LOTERÍA, MÍMALO, Y MAÑANA MIRA EL PRIMER RAYO DE SOL DEL AMANECER, MÍRALO Y SONRÍE, RÍE, COMO QUIERAS, LLORA, PERO DE FELICIDAD Y AGRADECE CON EL CORAZÓN TU EXISTENCIA, LLÉNATE DE LUZ Y DE VIDA, Y LUEGO DESPRENDE ESA VIDA A LOS QUE TE RODEAN Y TRANSMITE ESTE MENSAJE A CUANTOS MÁS POSIBLE.

RECUERDA MI CONSEJO: VÍVETE.

Por: Oliver Carballo

Foto: ideasvida.wordpress.com

Share This Article

Tenerife, entre los cinco mejores lugares del mundo para vivir

Next Story »

Increíble vídeo rodado en el Teide en donde se puede apreciar un OVNI

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En esta página web utilizamos cookies propias y de terceros que buscan optimizar el servicio. Si continúa navegando, está aceptando el uso de cookies. Para obtener más información vaya a nuestra política de cookies. Más información.